Portada del sitio1-Conocer a Laperouse: el hombre, el marinoEL EXPLORADOR EL DESARROLLO DEL VIAJE EL VIAJE, NARRADO
EL VIAJE, NARRADO
DE BREST A CONCEPCION, CHILE Se puede considerar que el trayecto entre Brest y Concepción en Chile, (9 meses) es un trayecto logístico, de entrenamiento para los verdaderos fines del viaje, con escalas intermedias, Islas Madera, Islas Canarias, Brasil. Se perdieron varias semanas buscando “una gran isla” imaginaria en el Atlántico sur. Sin embargo, el viaje, al tener también una finalidad comercial, la observación de numerosos bancos de ballenas en esta zona, representaba un interés evidente. LAPEROUSE modificó el programa inicial del viaje, después del paso por el Cap Horn, pues pensaba que era preferible pasar dos veranos sucesivos en el Pacífico norte, uno en Alaska y el otro en Kamtchatka, renunciando así a visitar las islas Aleocienes, ocupadas entonces por los rusos.
DE CONCEPCION HACIA ALASKA
La expedición sigue un rumbo inhabitual que hubiera podido dar lugar al descubrimiento de nuevas tierras si el Océano Pacífico no hubiera sido tan extenso y sin tierras, lo cual se desconocía por aquellos tiempos Después de una corta escala en la isla de Pascua, descubierta en 1722 por los holandeses y conocida por los españoles y por COOK, a fin de observar las famosas estatuas, toman rumbo hacia las islas Hawai, cuyos habitantes tenían mala reputación desde el asesinato de COOK en 1778. LAPEROUSE hace una rápida escala sin incidencias a Mowee, (hoy Maui) cartografiando los alrededores, precisando la posición de varias islas descubiertas por los españoles.
Mowee

Durante la travesía de Hawai a Alaska, de LANGLE pone a punto un molino de viento en el mismo navío, para moler grano a bordo, cosa que anteriormente suponía un problema logístico LAPEROUSE buscaba en su paso por Alaska, encontrar una posible vía marítima hacia los Grandes Lagos o la bahía de Hudson, e intentar descubrir un lugar donde crear un centro de recolección de pieles, no reivindicado por los rusos, que habían explorado ya estas costas desde 1741, ni por los españoles que ocupaban la región hasta San Francisco. Estos últimos prosiguieron su exploración más hacia el norte, sobre todo en la isla de Vancouver (Nootka). En cuanto a los ingleses, éstos ya se habían dado a conocer por estos lugares a partir de 1580 con Francis DRAKE, fondeando cerca de San Francisco, y más recientemente con COOK remontando durante su tercer viaje hacia el estrecho de Bering. LAPEROUSE poseía noticias escritas y mapas de los viajes de COOK. Después de avistar el monte Sainte Elie, visible de lejos, he intentando diversos refugios, cree haber encontrado en la bella ensenada de Puerto de los Franceses, (actualmente Lituya Bay) un lugar al abrigo y protegido.
Con la marea, la entrada estrecha de la bahía se torna muy peligrosa. Por otro lado, está muy enclavada entre altas montañas y mal comunicada con las aldeas del interior. Descubren a los indígenas, muy ladrones, pero dispuestos a hacer trueque con pieles de nutrias. El naturalista DUFRESNE es el encargado de comprar estas pieles, tara una reventa experimental a beneficio de los equipajes.
DE PUERTO DE LOS FRANCESES A MACAO
Naufrage du Port aux Français

Después de la pérdida de 21 marinos a la entrada de la bahía Lituya Bay, en el transcurso de una operación hidrográfica, drama muy duro vivido a bordo, LAPEROUSE decide, continuando hacia el sur, fondear en Monterrey, completando entre tanto la cartografía de las costas desde Alaska hasta California. Pero muchas son las islas e innombrables los canales. Resulta difícil en el tiempo adecuado, hacer una lectura continuada, máxime cuando la zona está sometida a brumas frecuentes y tenaces. A causa de ello, pasarán desapercibidas las principales entradas que dan acceso a Juneau, el estrecho de Fuca, puerta marítima de Vancouver, ni el estrecho del Golden Gate, paso de acceso a San Francisco, aunque poseía el mapa Fue bien acogido en Monterrey, puesto importante español de colonización en América, que dispone de un representante y de un destacamento militar, de un monasterio, encargado de la cristianización de los indígenas, muy pacíficos, pero haciéndolos trabajar al mismo tiempo. Recoge provisiones para una larga travesía del Pacífico sur, una ruta un poco diferente de la tomada por los navíos de la época. Necesitó 80 días para llegar a las islas Marianas y sólo 15 días complementarios para acostar en Macao. Durante esta travesía no encontrará nada, sino es una pequeña isla (NECKER) simple “roca” para las gaviotas y los arrecifes de las fragatas francesas, un poco más lejos. Un grave accidente es evitado por los pelos en un atolón de las islas Hawai. La isla Mariana, la más septentrional, no dará mas que algunos cocos. Luego, la china, y la colonia portuguesa de Macao donde volverá a ver al gobernador que conoció antaño en Goa. Tiene también la ocasión de encontrarse con un navío militar francés que pertenecía a la flota fondeada en las Indias, pero que desgraciadamente no le trae ningún correo.
Macao

De ENTRECASTEAUX no está lejos, preparándose para penetrar en el rio Cantón, durante unas circunstancias administrativas un poco delicadas. La venta de pieles a los chinos, parece ser más difícil y menos rentable de lo previsto; después de algunas compras de porcelana china, LAPEROUSE se va decepcionado por un país despótico donde los europeos son mal acogidos. Pone rumbo hacia Manila, donde pretende reparar los navíos en los arsenales españoles. Es una buena y larga escala, donde tiene la ocasión de recomponer sus equipages, proporcionados por DE ENTRECASTEAUX, y repara sus navíos, tan bien como en Europa, con el concurso de constructores españoles, competentes y agradables. Sin embargo LAPEROUSE no apreció la gestión humana y económica de las Filipinas por España.
DE MACAO A PETROPAVLOVSK Después de haber sido informado por el navío “Marques de Castries”, de la Escuadra de ENTRECASTEAUX, que habían desórdenes en la Isla de Formosa, LAPEROUSE ordena tomar rumbo al norte, hacia mares desconocidos prohibidos a los extranjeros por los japoneses y los coreanos, lo cual no le impide cartografiar las costas. Llegado al norte del Japón, puede empezar a fondear en una zona que no vio el explorador COOK.
maison de Tartarie

La exploración del canal de Tartaria constituye una de las partes mas interesantes e innovadoras del viaje, con el reconocimiento de la costa de Siberia y el oeste de Shakhaline. LAPEROUSE descubrió entre Shakhaline y la punta septentrional del archipiélago japonés , un pasaje, que desde entonces lleva el nombre de Estrecho de LAPEROUSE. Luego, a lo largo de las islas Kouriles, llegará a Petropavlovsk en Kamtchatka.